Historias de aventuras



Imagen de la respiración mágica

Aprender a respirar

Días cargados de vida. La luz recorría sus células, pues eran su alimento. Se paseaba por las calles, intentando captar cada brizna nueva que le traía el aire. Su olfato se desarrollaba a medida que aprendía a inhalar los fragmentos de información que alrededor de su ser flotaban.
Se dejaba llevar por las fragancias que impregnaban el ambiente de sensaciones nuevas.

Aprendió que jugando con la respiración su mente se acallaba, a la vez que su atención incrementaba. ¡Oh, acallar la mente! Qué grandioso placer el ser libre de ese molesto 'yo' que juzga, nos acobarda, que nos hace creer que somos importantes y necesarios, cuando en realidad somos células de un ser más grande, a quien llamamos Tierra. La voz interna que hemos construido a base de creencias heredadas de nuestros maestros, padres, amigos, nos separa de lo que realmente somos, parte de un universo mágico, un mundo sin fin. Somos parte de un ser maravilloso, enorme. Eres todo lo que te rodea, pues cuando la pequeña concienca que se nos ha dado vuelva a la tierra, el cuerpo que se nos ha prestado volverá a ser consumido por la Tierra. Nos convertiremos en hongos, moscas, gusanos, y volveremos a ser parte de lo que siempre fuimos, un ser eterno, abrumador, absolutamente inexplicable.
Así como las células de tu piel forman la capa que protege tu cuerpo del exterior, los seres humanos somos células de un ser más grande. Así como nuestras células son incapaces de comunicarse con el cuerpo a nivel verbal, nosotros no nos podemos comunicar con el gran ser que habitamos con el lenguaje que utilizamos para mantener una conversación con otro ser humano. Pero podemos sentir ese ser magnánimo que se extiende más allá de nuestros pies. Puedes sentir que ese ser está vivo, y desprende emanaciones de energía. Puedes sentirte parte de él, y puedes demostrarle afecto en cada acto que realices. Olvida tu pequeño 'yo' interior y déjate envolver por la gran concienca de ser donde habitas. Los efectos del placer y la satisfacción que puedes llegar a experimentar no tienen límites.

duhnn



Más historias


Historia de gnomos y duendes

Aventura del duende Eruh

Decían que los gnomos eran capaces de dominar el arte de la magia, que en sus rituales eran capaces de llegar a tal simbiosis con los elementos, que éstos obedecían sus órdenes, por lo que a pesar de su tamaño, el poder de éstos era inmenso. Y no sólo podían realizar hazañas tales como la de provocar una ventisca de proporciones épicas, sino que también se decía que en sus experimentos, habían sido capaces de dar vida a los elementos...
Seguir leyendo...



Imagen del mundo

El mundo de mis ojos

Se alimentaba a base de setas y musgo.
Vagaba por el bosque buscando nuevos rincones, nuevos olores. Disfrutaba en la penumbra del atardecer, cuando las sombras comenzaban a desaparecer...
Seguir leyendo...



Imagen de árbol mágico que tiene vida

La alimentación ecológica

La magia recorría su cuerpo de principio a fin. Sentía como corrientes de energía emanaban de sus células. Una infinita sensación de placer le hacía estremecerse. Y todo fruto de la concentración, el esfuerzo, la constancia y el equilibrio que había ido acumulando en su ser...
Seguir leyendo...



Más historias






















Apps recomendadas - Android