Historias de aventuras



Imagen de conciencia

En la conciencia acrecentada

El camaleón se posó en la rama y dejó volar su imaginación.
Empezó a imaginar figuras de colores. Veía los árboles como seres vivos que se abalanzaban y mecían con el viento, ondeando sus ramas a merced del aire.
Se dejó llevar por esa sensación tan mágica, que iba acrecentándose y envolviéndolo. Notaba como esteras de luz le emanaban del cuerpo, generándole una sensación de paz incomparable.
El viento le susurraba palabras en los oídos. Sabían que eran verdades, no podía negar ni tan siquiera una de las palabras que emanaban del aire y ahora podía oir. Notó como su cuerpo comenzaba a deshacerse, pues se mecía al unísono con la vegetación que había a su alrededor.
Sin más, se cercioró de algo que siempre había sabido en su interior: él no era tansolo el cuerpo que habitaba, sino todo cuanto veía era una prolongación de su ser, pues él en sí, sólo siendo un pedacito de esa conciencia enorme que se dibujaba a su alrededor, era también el ser eterno que da vida a todo cuanto existe.

duhnn



Más historias


Imagen de lagarto

Caminando en el desierto

Los días pasaban, y asfixiado por el insoportable calor, me vi empujado a buscar cobijo, pues el sol me deshidrataba más y más cada minuto que pasaba bajo su radiante mirada...
Seguir leyendo...



Mujer mgica silueta

Ella

En medio de la espesura, sólo podía ver la inmensidad de la selva en la que se encontraba. No sabía cómo había llegado allí, ya que su último recuerdo era estar paseando por las calles de Newthram.
La humedad era insoportable, los insectos revoloteaban alrededor suyo, en busca de alimento. Aquellos diminutos seres que pululaban entre los árboles parecían estar observándole, buscando el momento oportuno para sustraerle algunas gotas de sangre....
Seguir leyendo...



Imagen de un libro sobre un rbol milenario

El libro del árbol mágico

Aquel libro no era de este mundo, pertenecía a un reino antiguo, donde los dragones descansaban sobre montañas de oro, un mundo donde los duendes y los ogros corrian salvajemente en las noches en las que no había luna. Ese libro mágico había salido de un lugar donde hechizos y encantamientos brotaban de las bocas de poderosos magos que portaban bastones y sombreros picudos. Magos de largas barbas blancas, eruditos, sabios y portadores de conocimiento...
Seguir leyendo...



Más historias






















Apps recomendadas - Android