Historias de aventuras



Mujer mgica silueta

Déjate llevar

¿Dónde me llevas?
Silencio, sígueme.

No pude hacer otra cosa que callar y seguirla.
Caminaba con paso firme. Irradiaban de su piel destellos azules y blancos. Los zarzales se encogían al verla llegar para no arañarla. Los pájaros, posados en las ramas, observaban el balanceo de ese hermoso ser que se deslizaba suavemente entre los árboles, posando sus delicadas manos en las cortezas. Estos, al ser acariciados por las llemas de sus dedos, se estremecían desde las raíces a las puntas de las hojas, creando una sinfonía entremezclada de placer y clamor.

Se dió la vuelta y fijó los ojos en mi. No podré olvidar jamás esa mirada, pues todo cobró sentido en un instante. Aún siento en el pecho lo que me transmitió sin palabras, el maravilloso regalo que depositó en el más profundo recodo de mi ser, lo que despertó y desencadenó en un instante en el que el tiempo dejó de existir, donde sólo había verdad.

Todo está donde debe estar.

duhnn



Más historias


Imagen de conciencia

En la conciencia acrecentada

El camaleón se posó en la rama y dejó volar su imaginación.
Empezó a imaginar figuras de colores. Veía los árboles como seres vivos que se abalanzaban y mecían con el viento, ondeando sus ramas a merced del aire...
Seguir leyendo...



Bendicin de Dios y el espritu para sanar.

Bendiciones

Escúchame atentamente: eres un ser muy especial...
Seguir leyendo...



Imagen de la respiracin mgica

Aprender a respirar

Días cargados de vida. La luz recorría sus células, pues eran su alimento. Se paseaba por las calles, intentando captar cada brizna nueva que le traía el aire. Su olfato se desarrollaba a medida que aprendía a inhalar los fragmentos de información que alrededor de su ser flotaban...
Seguir leyendo...



Más historias
























Apps recomendadas - Android