Historias de aventuras



Pensador - Profundas reflexiones

Aquellos gloriosos momentos

Fue lo mejor que me ocurrió durante el período en que estuve consciente de estar vivo y tener un cuerpo.
Notaba la expansión de mi cuerpo, el calor que desprendía mi piel. Todo alrededor emanaba vida, rezumaba energía.
Con los ojos del cuerpo en el que habitaba enfocaba los objetos que aparecían en el campo visual. Estos cobraban vida, se dibujaban formas en las copas de los árboles. Los ojos aprendieron a observar su campo visual de una manera distinta, pues desarrollaron la capacidad de captar la esencia, de recibir la información exterior sin procesarla o etiquetarla, lo que generaba una experiencia aterradora a la vez que deliciosamente mágica.

duhnn



Más historias


Bendicin de Dios y el espritu para sanar.

Bendiciones

Escúchame atentamente: eres un ser muy especial...
Seguir leyendo...



Poema dulce de amor

Rozarnos las mejillas

Adoro cada una de las palabras que salen de tu boca,
siento tus manos dentro de mi cada vez que respiras, en la distancia...
Seguir leyendo...



Audiocuento las tres hojas de la serpiente.

Las tres hojas de la serpiente

Audiocuento - Las tres hojas de la serpiente de los Hermanos Grimm.
Seguir leyendo...



Más historias
























Apps recomendadas - Android