Historias de aventuras



Poema dulce de amor

Rozarnos las mejillas

Adoro cada una de las palabras que salen de tu boca,
siento tus manos dentro de mi cada vez que respiras, en la distancia.
Vivo esperando ese momento en que nos miramos y puedo verme en tus ojos.
Cuando nos tocamos brotan estrellas dulces.
Respirando el aire que brota de tu piel mi mente renace, mis manos se deshacen,
siento que estoy unido a ti.
En cada rincón de tu cuerpo hay secretos, relatos sin voz que no pueden escribirse sobre papel.
Hay en tus codos parte de la historia, pero nunca el mismo capítulo en el mismo lugar,
haciéndome buscar en tus muñecas, por los talones, en tus mejillas y en las rodillas
fragmentos del puzle del libro que escribimos a medida que las horas pasan.
Me haces entender que la historia la escribimos cuando nos tocamos, cuando respiramos el mismo oxígeno, cuando no existe más que calor y ternura.

duhnn



Más historias


Imagen cueva con abertura de luz

Relatos de aventuras

Cuando despertó no sabía dónde se encontraba, ni cómo había llegado allí. Sólo recordaba haber estado tomando un té de regaliz, exquisitamente bueno por cierto, en la taberna de los pájaros.
El lugar era oscuro, y olía a humedad. El silencio alrededor era rotundo, penetrante, absoluto. No podía ver nada a su alrededor.
Se percató de que un hilo de luz entraba a unos diez metros de altura, sobre el nivel en que él estaba. Antes de siquiera pensar en alcanzar esa pequeña abertura, sabía perfectamente que no llegaría, que no estaba en ese lugar por casualidad. Ahora, debía encontrar la forma de salir de allí, y sabía que la aventura de conseguirlo, sería merecedora de un relato épico que algún día se escribiría en libros, y los lectores creerían que todo fue producto de la imaginación de un escritor...
Seguir leyendo...



Buscando inconscientemente el dolor

Buscando el dolor

Vamos inevitablemente buscando nuestro destino. Buscamos el dolor, el placer, la alegría, la soledad, la enfermedad e incluso la muerte.
Somos responsables de la gran mayoría de los desastres que nos pasan. Somos responsables tanto de la alegría como del sufrimiento que atraemos a nuestras vidas...
Seguir leyendo...



Mujer mgica silueta

Déjate llevar


¿Dónde me llevas?
Silencio, sígueme.

No pude hacer otra cosa que callar y seguirla.
Caminaba con paso firme. Irradiaban de su piel destellos azules y blancos. Los zarzales se encogían al verla llegar para no arañarla...


Seguir leyendo...



Más historias






















Apps recomendadas - Android